Prótesis

Las prótesis nos permiten reemplazar los dientes perdidos por otros de diferentes materiales, cada vez más parecidos a los dientes naturales y con los que, de acuerdo a nuestra filosofía, podemos devolver a nuestro paciente la función y la estética adecuada.

Los dientes perdidos siempre deben ser reemplazados tanto si son dientes anteriores (incisivos y caninos) como si son posteriores (molares y premolares). Con excepción de las muelas del juicio, cualquier pérdida de dientes producen, antes o después,  problemas que pueden afectar al resto de dientes como alteraciones de posición de los dientes con rotaciones e inclinaciones, mayor acumulación de sarro, exposiciones de raíces dentales… y también pueden llegar a afectarse la masticación, la articulación mandibular, el estómago, los oídos…

De acuerdo a la necesidad del paciente el tipo de prótesis será fija o removible. Las prótesis removibles utilizan como material para sustituir al diente las resinas, mientras que las fijas utilizan la cerámica. Dentro de las prótesis fijas se encuentran las prótesis de cerámica sobre implantes dentales, coronas dentales de cerámica, puentes de cerámica, etc.

Actualmente, la aparición de nuevos materiales cerámicos miméticos al diente natural ha contribuido al desarrollo de exitosos trabajos desde el punto de vista estético. Utilizamos siempre los mejores materiales del mercado para conseguir resultados exitosos y duraderos.